Archivo Histórico

El archivo de la Basílica de Santa Maria del Pi es uno de los archivos eclesiásticos más importantes de la ciudad de Barcelona. El volumen de la documentación y su calidad es el resultado de los más de mil años de existencia de la parroquia, que llegó a ser una de las más grandes y activas de la ciudad. Los primeros registros se remontan al siglo XI, siendo los periodos de más interés los de los siglos XV al XVIII.

La documentación custodiada no solo es la habitual en un archivo parroquial, con los fondos sacramentales, sino que es el resultado de la unión del archivo de la Ilustre Junta de Obra, laicos que gestionaron el edificio hasta entrado el siglo XX, la Reverenda Comunidad de Beneficiados, encargados de la pastoral de la iglesia y de la liturgia, y los de las distintas corporaciones que han existido asociadas a la Basílica en diversos momentos de su historia.

El archivo empezó a agruparse hacia finales del siglo XIV, aún en plena construcción de la iglesia. Durante el siglo XV se sistematizaron los registros sacramentales y la documentación censal y notarial, así como la administrativa generada por la Reverenda Comunidad de Presbíteros Beneficiados, establecida definitivamente el año 1402 y de la que se conserva completa, además de muchísima documentación de gestión, la serie de las actas de las reuniones (1527-1936), un fondo excepcional que relata mes a mes la historia de dicha corporación y la de la parroquia. En época moderna, se compilan las diversas consuetas de sacristía y de oficios, que aportan mucha información sobre la gestión de la parroquia y de sus responsables, y aparece el archivo de la Junta de Obra en tanto que entidad autónoma.

Con la construcción de un nuevo emplazamiento en el año 1764, hace ya más de 250 años, la documentación se ubica en la actual edificación, que ha mantenido su función hasta nuestros días. En 1936 el archivo se salvó, casi en su totalidad, gracias a la heroicidad de Jordi Rubió i Balaguer, comisionado por la Generalitat Republicana para salvar los archivos de Barcelona, y de compañeros voluntarios de la Biblioteca de Catalunya que extrajeron la documentación mientras la iglesia estaba en llamas.

La documentación más antigua conservada se remonta al año 1142 y llega hasta la actualidad, porque la actividad de la Basílica sigue produciendo documentación. Son considerables por su volumen las series económicas y de gestión correspondientes a los siglos XV a XVIII, y destaca la documentación relativa al protagonismo de Santa Maria del Pi en la Guerra de los Segadors y en la de Sucesión, la correspondiente a la beatificación de Sant Josep Oriol (1750-1807) y la del Plato del Pobre Vergonzante, que se remonta al año 1401.El archivo se completa con un considerable fondo de impresos y grabados del siglo XVII al XX, un fondo fotográfico y audiovisual del siglo XIX al XXI y una biblioteca histórica con volúmenes desde el siglo XVI.

A pesar de ser un archivo de titularidad privada, está abierto al público para la consulta y certificación en el siguiente horario establecido: lunes, miércoles y viernes de 16:30 a 20:00 y sábados de 10:00 a 13:30h

El enlace directo a la página del ARCHIVO PARROQUIAL DE SANTA MARIA DEL PI es éste: http://www.apsmp.cat/